Los testigos

Muchas personas escriben y hablan sobre las apariciones de San Sebastián de Garabandal. Eso es una buena señal, porque muestra el gran interés que siguen suscitando los hechos allí ocurridos. Pero, ante cualquier acontecimiento, a quien queremos escuchar es a los testigos, a los que vieron en primera persona lo que pasó, a los que conocieron de primera mano a sus protagonistas. Eso mismo nos sucede en Garabandal: queremos escuchar a los que lo vivieron; queremos saber qué pruebas recibieron para creer que la Virgen estaba allí; queremos escuchar sus reflexiones y también sus argumentos.Y también queremos saber qué frutos está dando Garabandal: queremos escuchar a esos otros testigos que afirman que la vida les cambió en Garabandal porque recibieron allí una gracia de conversión, de sanación espiritual o incluso física, de crecimiento en la fe, de consuelo interior. Con esta sección están invitados a contribuir todos los que se experimenten —de una forma o de otra— testigos de las apariciones de Garabandal. Quien lo desee, puede enviar su testimonio a través del correo electrónico: press@peliculagarabandal.com

Estuve en Garabandal

«El tema ha sido tratado muy correctamente»
Leer más

Madre Teresa de Calcuta: «Sentí que los sucesos eran auténticos»

La fundadora albanesa siguió siempre con expectación todo lo de Garabandal y conoció personalmente a tres de las videntes, guardando un trato especialmente íntimo y prolongado con Conchita.
Leer más

Sin respuesta razonable

Durante ese periodo de tiempo pude ser testigo directo de catorce visiones de las niñas.
Leer más

Sacerdote gracias a Garabandal

Iba experimentando la necesidad de rezar el rosario de rodillas, despacio, con el corazón, y de poner mi vida en manos de la Virgen.
Leer más

Una curación sorprendente: «Material y científicamente imposible»

Habían desaparecido todas las señales de la enfermedad.
Leer más

San Pío de Pietrelcina y Garabandal

El P. Pío creyó en los fenómenos de Garabandal, mantuvo relación epistolar con las videntes e incluso recibió a una de ellas, Conchita González, en su convento de San Giovanni Rotondo.
Leer más

Mi conversión se debe a Garabandal

«Dios eligió a Garabandal como el instrumento para llevarme plenamente a la Iglesia después de veinticinco años de estar espiritualmente perdido».
Leer más

Nunca lo podré olvidar

«En mi vida interior, Garabandal solo ha influido en afianzar mi fe y mi amor por la Santísima Virgen, mi Madre».
Leer más

Mi vida cambió

«Esto es lo más maravilloso que he escuchado en toda mi vida sobre apariciones de la Santísima Virgen».
Leer más