Noticias

OchomasIrlandaGrande«Garabandal, solo Dios lo sabe» —la primera película que ha llegado a los cines teniendo como argumento las supuestas apariciones de San Sebastián de Garabandal (España)— se estrenó en Irlanda el pasado 17 de mayo de 2019. Tras la espectacular respuesta del público durante ese primer fin de semana, que llenó las salas de Derry y Cookstown, la cadena de cines Omniplex solicitó a Mater Spei poder distribuir en toda Irlanda «Garabandal, solo Dios lo sabe». De esta manera, hemos llegado a Cork, Newry, Waterford, Belfast y Limerick. Y Omniplex acaba de confirmarnos un nuevo grupo de estrenos. Serán en estas fechas y ciudades:

En Dundalk: 26, 27 y 28 julio 2019. A las 6:30 p. m.
En Downpatrick: 2, 3 y 4 agosto 2019. A las 6:30 p. m.
En Tralee: 9, 10 y 11 de agosto 2019. A las 6:30 p. m.
En Armagh y Dublín: 16, 17 y 18 de agosto 2019. A las 6:30 p. m.
En Sligo: 30 y 31 de agosto y 1 de septiembre 2019. A las 6:30 p. m.
En Longford: 13, 14 y 15 de septiembre 2019. A las 6:30 p. m.
En Monaghan: 27, 28 y 29 de septiembre 2019. A las 6:30 p. m.

«Garabandal, solo Dios lo sabe» ha permitido a sus más de 250.000 espectadores en diecisiete países del mundo conocer los hechos sucedidos entre los años 1961 a 1965 en esa aldea del norte de España llamada San Sebastián de Garabandal. Junto con los hechos, este film da a conocer los dos importantes mensajes que Nuestra Madre pidió a las pequeñas videntes publicar. En estos mensajes destaca una frase que se ha revelado profética: «Los sacerdotes, obispos y cardenales van muchos por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas más almas». ¿Quién se iba a imaginar entonces los terribles sucesos que estaban ya teniendo lugar en tantas partes del mundo? Desde luego, las que no se lo podían ni imaginar eran esas pequeñas niñas de un pueblo tan apartado, en un país tan católico como era en esos momentos España.

Los comentarios que nos envían los espectadores irlandeses nos llenan de alegría y de nuevos ánimos para continuar nuestro arduo trabajo de distribución. Así, por ejemplo, Ann Ryan nos escribe desde Waterford y nos dice: «¡Cuánta gente vino anoche! ¡Hasta el obispo de Waterford estuvo presente! ¡Conocí a una encantadora señora que había venido desde Cahir, en el condado de Tipperary! Ustedes han hecho un gran trabajo por Nuestra Señora. Alabado sea Dios. Continúen esta gran labor».

Desde Newry, donde hemos contado con un equipo de voluntarios entusiasmados y muy trabajadores, Maria Markey explica: «Una multitud fantástica asistió a la sesión de clausura en Newry, donde “Garabandal, solo Dios lo sabe” se mantuvo en cartelera durante veinte noches consecutivas. ¡Gracias Mater Spei! Newry y sus alrededores han sido de verdad beneficiados por poder ver la esta película. Que Nuestra Señora de Garabandal y su Hijo Jesús continúen bendiciendo el trabajo de Mater Spei. Gracias de nuevo».

Margaret Clifford, nos envía su testimonio desde Limerick: «Vi “Garabandal, solo Dios lo sabe” en Limerick anoche. Poderosa. Sentí el amor y la presencia de Nuestra Madre Santísima durante toda la película. Ciertamente, predijo los tiempos que estamos viviendo actualmente. Nuestra Señora llamó a las niñas a Ella y nos sigue llamando a nosotros. Tenemos que responder».  

Si quieren ver «Garabandal, solo Dios lo sabe», pero no ha llegado todavía a su ciudad, no duden en rellenar este formulario y pedirnos que la llevemos allí  Haremos todo lo posible por conseguir que se proyecte en su cine más cercano, para que no solo usted, sino todos sus familiares y amigos puedan beneficiarse de ella. Somos testigos del inmenso bien que esta película está haciendo y no podemos quedarnos parados: las almas necesitan escuchar la voz de Nuestra Santísima Madre que trata de guiarlas hacia la conversión, hacia Jesucristo, hacia el Cielo.

«Garabandal, solo Dios lo sabe» no pretende adelantar el juicio de la Iglesia sobre lo que realmente pasó en San Sebastián de Garabandal, tan solo transmite la experiencia descrita por los centenares de testigos que vivieron los hechos. Por eso este título: «solo Dios sabe». Pero al tiempo, ese título expresa una cosa más: nuestra certeza de que «solo Dios sabe» los designios que el Señor y Nuestra Madre la Virgen tienen sobre Garabandal. Todos nosotros, como siervos inútiles, debemos estar al servicio de ese querer de Dios y tener la prudencia de no estorbar sus proyectos de amor sobre la humanidad. Por eso, conviene hacerse una sencilla pregunta, la que don Valentín, el humilde párroco de Garabandal, se hace en el film: «¿Y si todo esto es verdad?».

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo