Noticias

Felipe Gómez es un cantante y compositor colombiano, muy conocido por amor a Nuestra Madre. También es conocido por el amor a su esposa y su gran familia de seis hijos. Con motivo del estreno de «Garabandal, solo Dios lo sabe» en Colombia, apoyó públicamente la campaña de difusión con un vídeo. Hace unas semanas, respondió en Facebook a una duda planteada por uno de sus fans.

Felipe GomezPregunta: Feli, con mucha expectativa estuve esperando las películas de «Garabandal» y la de «Padre Pío», pero ninguna de las dos deja bien parada a la Iglesia. ¿Será necesario hacer tanta denuncia y escandalizar en lugar de construir, cuando nuestra Iglesia sufre tanta persecución? Gracias por su respuesta.
PD: Muy bacana su canción de Padre Pío.

Respuesta: Gracias por tu mensaje, mi hermano. La vida del Padre Pío estuvo rodeada de hermosas experiencias místicas, pero también de tribulaciones. Tal vez se quería resaltar en la película que el camino de los santos está rodeado de rosas y de muchas espinas.

Tristemente, en la historia de la iglesia, en muchas ocasiones, los santos, laicos, sacerdotes y religiosas, son perseguidos por sus mismos hermanos de comunidad e incluso por altos jerarcas.

Cabe resaltar que, en muchos casos, esos mismos que hicieron las veces de abogados del diablo, terminaron reconociendo las virtudes sobrenaturales de los santos o, incluso, Dios permite que aquellos que perseguían a los santos con malas intenciones, quedaran descubiertos.

Referente a «Garabandal, solo Dios lo sabe», las apariciones marianas tienen devotos fieles, pero también detractores. Siendo una aparición, no se nos obliga a creer en ella como si fuera un dogma de fe. Podemos y tenemos la libertad de creer en ella o dudar de su veracidad.

En este caso en particular, han sido muchos los frutos: miles de conversiones, sanaciones milagrosas, etc. Incluso sabemos que fue apoyada por Santa Madre Teresa de Calcuta y por el mismo Santo Padre Pío, mientras la misma iglesia local, en su momento, desconocía el contenido de los mensajes, mostraba desinterés o incluso perseguía a las videntes.

Esta es la historia de la Iglesia. Estamos rodeados de bien y mal, de simpatizantes y enemigos, de humanidad y divinidad. Gracias a Dios, al final del día, la verdad sale a la luz y brilla.

La vida de Padre Pío y las apariciones de Garabandal estuvieron rodeadas de persecuciones, intrigas y calumnias. Pero el amor termina resaltando la lucha por la santidad, la bondad y el amor.

Estas dos cintas nos cuestionan e invitan a ponernos del lado del bien.

Dios te bendiga.

Garabandal, solo Dios lo sabe en Colombia

 

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo