Una gran experiencia

Ayer fui con cinco sacerdotes y nueve formándos.
Fue una gran experiencia. Dios nos llama a una vida santa, sin duda.