Maureen Blackwell

Acabamos de salir después de ver la película de Garabandal en Limerick. Muy conmovedora y me llegó hasta lo más profundo de mi alma. Que Dios bendiga a todos los que han tenido que ver con la película.