Impresiones

Catalina Oviedo

Les cuento que he sabido de un par de casos lindos de personas que han visto la película. Una señora que había sido católica y se había vuelto protestante. Fue a ver «Garabandal, solo Dios lo sabe» ayer y dice que no va a volver a faltar a la misa. Otro señor, fue al cine por compromiso, molesto de tener que ir a verla, y ahora la recomienda.

Catalina Oviedo. Colombia