Agustín Zambrana

Estuve en Garabandal el año 2017 y quedé impactado por este lugar lleno de espiritualidad. Puedo decirlo sin vergüenza alguna: tuve mi conversión el 13 de julio de 2017, en la Eucaristía que viví en la Iglesia de Garabandal. Por ello quisiera ver esta película, «Garabandal, solo Dios lo sabe».

Agustín Zambrana, Bolivia