Teresita Heydrich

Leí hace muchos años la historia de Garabandal en un libro que era como un compendio de varias apariciones marianas. En una ocasión tuve la intención de ir a Garabandal acompañando a un familiar, pero nunca llegó a darse el viaje. Cuando escuché de una película sobre lo acontecido en Garabandal, no lo pensé dos veces para acudir a verla, a pesar de que no soy de ir mucho al cine. Esperaba una película parecida a tantas otras sobre apariciones marianas, en las que se presentan los hechos, pero en las que siempre prima un poco la ficción. Fue una muy grata sorpresa, mientras iba viendo este documento audiovisual, poder recrear con casi total semejanza las palabras del libro que una vez leí. Disfruté muchísimo una película sobre Garabandal que fuera tan exacta y real, presentada de forma tan genuina y honesta.

El resultado, tras ver esta película y recrear todo lo acontecido en Garabandal que una vez leí, y volver a entrar en contacto con el mensaje tan poderoso que dio la Virgen María, y que continúa dando a través de sus múltiples manifestaciones, fue una enorme paz tras salir del cine. Sentí incluso que la Virgen me utilizó un poco de instrumento, por unas horas, para llevar paz y alivio a mi hogar. Gracias por esta hermosa película, a la cual deseo muchos éxitos. A todos los aficionados, que con tanta destreza artística colaboraron en ella, ¡enhorabuena! Personas de fe que no vacilaron en entrar a un mundo tal vez desconocido para ellos, pero entrañable y amado. Y el amor con el cual ha sido llevado a cabo este proyecto, ya se difunde en el mundo.

Teresita Heydrich, Puerto Rico