Antonv

En Puebla, la película solo se exhibió en una sala, Cinemex de la Plaza El Triángulo. ¡¡¡Fue un exitazo!!! Y si, confirmo que la fila de espera fue mayor con relación a la sala donde se proyectaba Depredador.

¡Dios bendiga a los productores, actores y a todos los que participaron!

En un mundo cada vez más ateo, esta manera de evangelizar resulta atinada.

Alabemos noche y día a la Reina Celestial.

El Santo Rosario vence al mundo Demonio y carne.

¡¡¡Guerra, guerra contra Lucifer!!!

Saludos desde Puebla, México.

Antonv