Lourdes Fuentes-Guerra

¡Cuánto me alegro por tan brillante éxito! La Virgen se lo merece y vosotros como también, luchadores de su enseñanza.  

Me encantó colaborar cuando estrenábamos en Córdoba. Vosotros me alentabais cada día y cada instante: «Recemos y confía». Yo soy paciente y de confiar en todo lo que Ella diga. Pero mi día era caótico. Viernes de Dolores y comienzo de la Semana Santa. Me puse el reto a tope y forré Córdoba de carteles. Pude hacerlo por el ánimo que recibía del grupo. Ella actúa, pero yo tenía que hacerlo también y tenía la esperanza de que Ella nos haría un regalo. En efecto, fue lleno total el fin de semana y hasta ampliaron el plazo de proyección.

No os podéis ni imaginar el impacto que me ha producido esa insistencia vuestra en que rezáramos y confiáramos. Me dio un ejemplo y un subidón que aún me duran. Será algo que no olvidare nunca. Y ahora que estaba deseando ir a Garabandal, el Jueves Santo me hice un esguince y aún estoy pendiente de resonancias en ambos pies, rehabilitación… Dicen que es para cinco o seis meses. Pero Ella será la que dirija cuando llegaré a ir a verla. ¡¡¡Estoy deseando ir a Garabandal!!! Y llegará.

¡¡¡Gracias por cómo sois!!! ¡¡¡Y que todo vaya de lujo también fuera de España!!!

Unidos en Oración.

Lourdes Fuentes-Guerra