Angelica Velilla

Éxito, hermanos. «Sin miedo», como nos decía San Juan Pablo II. ¡Cómo les admiro y les amo! Todo lo que es de Dios llega a realizarse, pues con Su ayuda se logran las metas.  

Felicidades y que esta película de Garabandal se pueda llevar alrededor del Mundo, de la Santa Mano de Nuestra Señora y Su Adorable Hijo, Jesús. Les esperamos en Estados Unidos, en América...

Dios les bendiga ricamente por tan hermosa obra, sacrificios, esfuerzos... para llevar al Mundo bendiciones tan necesarias en estos tiempos. Garabandal es de suma importancia. Algún día lo comprenderemos y daremos gracias infinitas a Nuestra Madre y a Dios por tantas bondades.

«No tengáis miedo». ¡Vamos! ¡Adelante de la mano de Jesús y Santa María! Dios les bendiga rica y abundantemente

Angelica Velilla