Rachel Hernández (EEUU)

Realmente bella. Los ojos disfrutan viendo los colores, las imágenes tan bonitas… Pero más que todo eso, el espíritu descansa en la paz y en el amor maternal de María que esta película transmite. La quiero volver a ver muchas más veces. Un saludo.

Rachel Hernández (EEUU)