Una Durin

Amigos, fui a Newry para ver la película «Garabandal, solo Dios sabe». Fue increíble. Debo admitir que lloré y que se me puso la piel de gallina. Habiendo estado en Garabandal, fue muy bueno identificarme con el lugar. Una excelente película, bien hecha y presentada. Quiero volver a verla. Fue particularmente gratificante ver a familias y niños en la sala. Muy recomendable. Nuestra Santísima Madre está haciendo milagros. Dios bendiga a todos y a cada uno de los que están haciendo posible la realización y distribución de esta maravillosa película. Por favor, orad, orad a nuestra Bendita Madre en acción de gracias. Muy agradecido.

Una Durin, Newry