José Luis Arse

Bendiciones, hermanos queridos. El motivo de este mensaje es para agradecer a Mater Spei, actores y a todos los que han sido parte de «Garabandal, solo Dios lo sabe». Nuestra Virgencita Madre estuvo anoche con nosotros. Vivimos una noche fuertísima y emocionada. Hemos visto a un sacerdote llorar y a personas en el público abrazados y llorando. Realmente las manos de María Santísima están en esa bendita película. Dos años ayudando a difundir y al fin llegó a nuestros corazones esta verídica historia. Hablamos de Garabandal y nos emocionamos hasta las lágrimas.

Ahora solo nos queda ir a San Sebastián de Garabandal. A pesar del mal momento por el cual nuestro país esta atravesando, haremos un gran esfuerzo de abrazar a nuestra Virgencita de Garabandal.

¡¡¡¡Dios y la Virgen los bendiga!!!!

José Luis Arse, Argentina