Raymond Larmour

Maravilloso. Mi esposa, mis dos hijos y yo fuimos a verlo y me pareciĆ³ una experiencia increĆ­ble y edificante. Con la esperanza de visitar Garabandal muy pronto.

Cookstown, Tyrone, Irlanda